Ya está aquí el otoño y con él el colorido amarillento y terrestre de los campos y avenidas. Las hojas de los árboles inundan el suelo que pisamos y la inestabilidad temporal se convierte en una constante. Es una época crucial para las plantas, arbustos o árboles de nuestros jardines: hay que cuidarlos y prepararlos para el crudo invierno y por consiguiente la primavera, al mismo tiempo, o de lo contrario habrá que ir pensando en renovarlos al completo el año que viene. Para ayudar al jardín a aclimatarse al frío que está a punto de llegar debemos seguir una serie de pautas de como cuidar tu jardín en otoño. Podar y sanear los arbustos, árboles y rosales, quitar  las plantas muertas y asegurarnos de que nuestras plantas tienen suficiente agua. Retirar todas las ramas secas y enfermas.

 Importante es que renovemos el abono. Aquí hay varias tareas que pueden ayudar a que tu jardín esté en condiciones de afrontar el invierno y estar bien cuidado hasta la primavera.

Durante los meses de otoño la temperatura del suelo desciende por lo que es el momento de sembrar los bulbos que florecerán en primavera. Tulipanes, narcisos, jacintos, lirio, anémona, y Crocus son una buena opción.

También es el momento ideal para plantar pensamientos y crisantemos ya que darán un poco de color a tu jardín cuando todas la flores del verano se hayan ido.

Cubrir el pie de las plantas nuevas con hojas, compost o estiércol, hará que la tierra de su alrededor no se seque y proteja de las heladas sus raíces.

 Sembrar árboles y arbustos en esta temporada favorece el desarrollo de las raíces, lo que será  esencial para que lleguen fuertes y sanas a primavera.

Si cuentas con césped en tu jardín debes fertilizarlo con un fertilizante de liberación lenta de una  proporción 3-1-2. Septiembre es uno de los mejores meses de todo el año para la siembra de nuevo césped. Si tu césped necesita ser cubierto con paja para prevenir daños por las heladas, esta es la mejor época para cubrirlo. Y si aún te quedan espacios vacíos siembra con semillas de césped nuevas y así ayudas a desplazar a las malas hierbas y musgos. Ahora las noches comenzarán a hacerse más frías y húmedas, por lo que lo mejor será que lo riegues en ocasiones muy concretas de calor puntual.

Si dispones de plantas subtropicales en tu jardín deberás trasladarlas a macetas para resguardarlas de las heladas y las lluvias, o si no perecerán. Un ejemplo, el aloe vera no resiste los suelos mojados.