Si nuestra alfombra o moqueta se ha manchado con sangre, tendremos que actuar de forma inmediata para quitar la mancha, con “Papel Secante”. El papel secante es un tipo de papel muy absorbente que se utiliza para absorber un exceso de sustancias líquidas (por ejemplo tinta o petróleo). En segundo daremos ligeros golpecitos con un trapo empapado en vinagre blanco. Finalmente, enjuaguaremos de forma repetida, pero percutiendo y sin frotar en ningún caso, pues se podría producir un cerco muy antiestético. Otra manera de eliminarlas sería preparar una pasta con cualquier producto absorvente y agua. Extenderla  encima  de la alfombra o moqueta y deja secar. Si  la mancha persistiera, repetiremos la operación. Finalmente, cepillaremos la zona tratada.
Si la sangre se ha derramado sobre un colchon, diluya almidón en polvo en un poco de agua. Con la pasta obtenida, frotaremos la mancha. Una vez seco el colchón, cepillaremos el mismo para desprender la costra del almidón que se habrá formado
 En cuanto a como limpiar manchas de sangre en la tapicería de un sofá, impregnaremos la zona donde está la mancha con agua fría. Después lo lavaremos con agua jabonosa un poco tibia. Siempre será necesario enjuaguar para que se produzca la desaparición completa.
Si las manchas no son recientes y ya se han secado,  para ablandarla la trataremos primero con agua destilada. Después frotaremos la prenda en una solución de agua fría con detergente biológico o peróxido de hidrógeno.
Si usted no se siente preparado o con ganas de realizar está operación, no dude en acudir a un profesional lo antes posible.
Si necesita una empresa profesional de limpieza de tapicerías y alfombras no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le haremos un presupuesto sin compromiso.