Llega el verano y queremos tener nuestra piscina limpia. Lo mejor para su mantenimiento es llevar a cabo el mismo durante todo el año y no exclusivamente en los meses de verano, ya que  no hacerlo, puede provocar problemas cuando quieras usarla.

Para un correcto mantenimiento de la piscina debes seguir las siguirentes pautas:

  • Debes vaciar la piscina una vez al año para limpiar toda su estructura.
  • Una vez hecho, realiza un análisis completo del revestimiento del vaso de la piscina para arreglar cualquier grieta.
  • Una vez comprobado la inexistencia de grietas o reparadas estas, limpia la estructura con un cepillo y un detergente ácido.
  • Llénala de nuevo. Si notas que el agua está turbia fíltrala durante 24 horas.
  • Después lava el filtro a contracorriente y, si está muy sucio, utiliza un limpiador de filtros.
  • Cuando lo coloques de nuevo, añade los productos químicos necesarios para que la piscina esté sana, el cloro y los alguicidas
  • Dos veces por semana limpia los fondos.
  • También dos veces a la semana hay que comprobar el pH del agua
  • 24 horas después de que el agua esté filtrada, si está clara y los parámetros sanitarios son correctos, ya estará lista para el baño.

No te olvides de limpiarla asiduamente y de retirar todos los elementos que puedan caer en ella.

piscinas

Si necesitas ayuda, no dudes en solicitarnos presupuesto sin compromiso.