Durante el mes de noviembre es aconsejable que prepares tu jardín por completo para el invierno. Noviembre es un mes de temperaturas bajas y fuertes vientos. Las hojas caen sobre el suelo y debemos recogerlas con frecuencia para evitar que trasmitan enfermedades al suelo y dificulten su aireación. Sin embargo, con las hojas podemos hacer un mantillo o compost de calidad.

¿Tienes seto en tu jardín? Si es así y ha crecido demasiado a lo ancho, ha llegado el momento de podarlo rigurosamente. Esto es válido tanto para los setos perennes como para los de hoja caduca. Sin embargo las coníferas no ya que normalmente
no vuelven a brotar en la madera vieja.

Si tienes una valla cubierta con hiedra debe tratarse casi como un seto y tenemos que que recortar hasta cerca de la valla los brotes que hayan crecido demasiado. Las ramas viejas debes recortar las ramitas laterales hasta aproximadamente 10 cm, justo por encima de un botón.

En cuanto al césped, hay que segar una vez más antes de que comience el invierno y aprovechar para echar abono y turba de vez en cuando. Retira las últimas hojas caídas y si quieres que para la siguiente temporada el césped esté aún más bonito no tienes más que airearlo con una horquilla de jardín.

Mientras no hiele, aún es posible plantar arbustos, rosales y vivaces así como bulbos de primavera. Si cubres todos los ejemplares recién plantados con una capa de hojas, estiércol podrido u otro material orgánico evitarás que el suelo se seque y al mismo tiempo los protegerás contra las heladas y mejorarás su crecimiento.

La mejor época para cultivar los árboles frutales jóvenes es a mediados de noviembre. Si aún tienen hojas, quítaselas antes de proceder a la plantación. Es un buen momento para plantar árboles y arbustos pero protégelos del aire instalando unos contravientos a una distancia aproximada de medio metro. Los frutales también es conveniente que los protejas.

Si ya tienes árboles frutales, cuando hayan perdido sus hojas, hay que podarlos. A esta poda se le llama poda de rejuvenecimiento

¿Eres de los afortunados de tener un estanque en tu jardín? Deberás retirar las hojas caídas del estanque así como quitar el follaje viejo de las acuáticas. Es importante que el estanque no se hiele por completo ya que los animales que habitan en él necesitan oxígeno. Para evitarlo, pon en el agua un par de pelotas de tenis o un trozo de espuma de poliestireno. Ello evitará que el estanque se hiele del todo.

Para los amantes de las hortensias, ahora es el momento de cortar los rosetones marchitos.

No olvides cultiva en el interior aquellas plantas de exterior que no soportan las heladas, como las fucsias o los cactus. 

Si quieres tener una huerta o ya la tienes, es el momento ideal para sembrar lechugas, habas, rabanitos, acelgas, cebollas, guisantes, puerros, ajos, borrajas, zanahorias, espinacas y apio.

En esta época del año no te preocupes en exceso por el riego. Deberás espaciarlo cada vez más e incluso llegar a suprimirlo cuando llueva los suficiente.