Si no realizas un cuidado adecuado de tus alfombras, perderán su atractivo e incluso podrían ser potencialmente peligrosas para la salud de tu familia y/o clientes.

Desafortunadamente, existen muchos errores de limpieza, métodos comunes de limpieza de alfombras que la gente practica y que en realidad pueden destruir la alfombra mucho más rápido, en lugar de preservarla.

errores de limpieza alfombras

Estos son los cuatro errores de limpieza que debes abandonar por el bien de tus alfombras:

Existen diferentes tipos de alfombras y sus diferentes materiales requieren diferentes tácticas de cuidado y limpieza. Muchas personas cometen el error de confiar en limpiadores genéricos que no son efectivos para el material de su alfombra. Peor aún, algunos de estos limpiadores contienen productos químicos agresivos (o productos químicos incompatibles con el material de la alfombra) que pueden dañar o decolorar permanentemente las fibras de la misma.

1.Utilizar productos incorrectos para su limpieza

Existen diferentes tipos de alfombras y sus diferentes materiales requieren diferentes tácticas de cuidado y limpieza. Muchas personas cometen uno de los errores de limpieza más comunes, que es confiar en limpiadores genéricos que no son efectivos para el material de su alfombra. Peor aún, algunos de estos limpiadores contienen productos químicos agresivos (o productos químicos incompatibles con el material de la alfombra) que pueden dañar o decolorar permanentemente las fibras de la misma.

2. Uso incorrecto de desodorantes para alfombras

Muchos propietarios de viviendas y de negocios que desean buen olor en las estancias no se dan cuenta de que los desodorantes para alfombras solo están diseñados para combatir el olor, no para limpiar. Es otro de los errores de limpieza de alfombras que se da frecuentemente. Puede pensar que rociar el producto sobre la superficie funciona como limpieza mensual de alfombras, pero en realidad las está ensuciando más. La aspiradora promedio no es lo suficientemente potente como para eliminar todo el desodorante, por lo que con el tiempo se acumula mezclándose con la suciedad del tráfico diario sobre ella.

3. Frotar demasiado fuerte a la hora de su limpieza

Instintivamente frotamos demasiado fuerte cuando tratamos de eliminar una mancha en la alfombra, creyendo que cuanto más fuerte frotemos más al fondo de la mancha llegaremos. Especialmente lo hacemos cuando hemos esperado demasiado para actuar y la mancha ya se ha fijado. Desafortunadamente, no es así. Frotar vigorosamente una zona de la alfombra solo hará que la mancha se hunda más y además dañará las fibras, lo que a veces incluso provocará que se deshilachen, ¡cuidado!

4. Saltarse la limpieza profesional de alfombras

Aunque el mantenimiento regular de la alfombra es importante, no sustituye a una limpieza profunda realizada por un profesional. Sólo un limpiador de alfombras profesional tendrá las herramientas y la experiencia necesarias para garantizar que las alfombras queden completamente limpias, desinfectadas y en buen estado. Si deseas maximizar la vida útil de tus alfombras, asegurarte de que no afecte la calidad del aire interior y mantener su apariencia atractiva, una limpieza profesional anual es fundamental.

Los servicios de limpieza de alfombras brindamos en Alfombralimpia devolverá a su estado original la alfombra. Nos encargaremos de todos esos derrames rebeldes, desechos antiestéticos y cualquier otra cosa que pueda necesitar ser limpiada después de años de uso y desgaste. Nunca debes olvidar que cuanto más tiempo se actué contra las manchas más difícil será su eliminación completa.

Llámanos sin compromiso al teléfono 686 021 784 (también atendemos whatsapp) o envíanos un correo electrónico a info@alfombralimpia.es y solicita presupuesto personalizado.